retazos

Buenos recuerdos


Mi madre había perdido la memoría, supungo que el interior de su cabeza era un lugar oscuro. Cogi con ella un avión a Sevilla y un coche alquilado que nos llevo al Puerto, a esa terraza sobre el mar en la que tantos buenos ratos habíamos vivido y compartido.

A esa playa en la que ella había enseñado a coger olas a mis hijos.

Cada mañana, como una gran aventura, llegabamos hasta la orilla.

El olor a mar, las caricias del viento, el agua fresquita  y una luz intensa se iban colando en su oscuridad.

Uno de los recuerdos más gratos que guardo de mi ama es una tierna sonrisa en la orilla de esa playa.

4 comentarios en “Buenos recuerdos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s