cámara en mano, COVI19

También esto pasará


Creo que fue mi primer objetivo, un macro 60mm. Tuve una época que lo usaba muchísimo, me gustaba llegar a lo más intimo de las flores y las plantas. Enfocarlo y verlo después.

Me ayudo a reconocer las flores que tenia alrededor, a concentrarme, a poner foco, y trabajar con precisión.Me encantaba ese punto de salir a la Naturaleza, y centrar toda mi atención en pequeños detalles.

En estos días que hay tanto tiempo para los recuerdos, me vino a la memoria el 60mm  y me hizo ilusión que estuviese aquí con mis cosas de fotografía. Esto de estar aquí y allí a veces me juega malas pasadas.

Ayer  lo monté en la cámara con un pequeño trípode y salí a la puerta de casa como quien se va de excursión a NY.

Todo es relativo, y depende del cristal con el que se mire, en muchos aspectos me gusta un montón el cristal con el que estamos obligados ahora a ver nuestras vidas. Mucha imaginación, valorar las cosas pequeñas. Tiempo para aprender, para compartir, para pensar y para escribir.

Me cuentan tantas cosas de los balcones y cómo se solidarizan los vecinos, que en algún momento de esta semana de encierro he sentido  incluso cierta envidia, ayer comprendí que la puerta de mi casa era mi balcón y hoy he repetido.

Desde la puerta he respirado hondo y he dado gracias al cielo por tener una calle tan, tan bonita.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De pronto han venido vecinos a vernos, eso sí a más de un metro de distancia y me han emocionado.

 

 

 

 

 

 

 

 

Es momento de que sintamos que cualquier ser de la Naturaleza es cuando menos tan importante como nosotros, incluso más libres y más sanos. Lo de los humanos seres superiores queda como un discurso irónico y trasnochado.

En la misma puerta de casa la primavera está apareciendo con fuerza y energía llena de color y de belleza. 

 

Me he acercado a las flores buscando otros vecinos por el hecho de saludarles y poderlos enseñar luego a mis nietos.

Allí estaban a lo suyo con una paz y tranquilidad admirables. Cuesta enfocarles porque no paran quietos y yo soy un poco impaciente. 

Lo que os decía, de como cambian los tiempos y las perspectivas, incluso ver una mosca me ha hecho ilusión. Mientras yo me asomaba al mundo en la puerta de nuestra casa, Román, siempre mucho más tranquilo, leía al sol un libro que despertaba el ánimo. 

 

Hemos entrado en casa animados a preparar la comida.Pasamos la tarde entre película ,escribir y ver a la familia y damos por terminada la primera semana sin salir , a ratos me da el yuyo del contagio por lo demás estoy tranquila y activa.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s